Como usar la estrategia Martingala en la ruleta

Como usar estrategia martingala ruleta

El sistema de apuestas Martingala (o Martingale, como se conoce en inglés) es una de las estrategias de apuestas más conocidos y antiguos de la historia. Los libros no terminan de situarlo en un lugar y fecha concretos y hablan de Italia o Francia, sobre el siglo XVI o XVII en otros juegos existentes por aquél entonces. Se puede llegar a aplicar en cualquier juego de azar aunque es de las estrategias para jugar en la ruleta más conocidas junto a la D’Alembert o la de Fibonacci.

¿En qué consiste la estrategia Martingala para apostar en la ruleta?

Se centra en hacer una apuesta a una de las jugadas consideradas de bajo riesgo como Rojo/Negro o Par/Impar, es decir, un tipo de apuesta del 50-50 aunque todos sabemos que realmente la probabilidad de acierto de estas jugadas no es del 50% ya que en toda ruleta existe un 0 con el que siempre gana la banca y en algunos tipos de ruleta, incluso un 0 de más por lo que las probabilidades para hacer este tipo de estrategia es menor del 50%. Más allá de eso, la Martingala dice que debes hacer una apuesta simple y, en el caso de fallar, doblar esa apuesta hasta que aciertes. De esta forma, aunque acumules varios fallos seguidos, en el momento que aciertes habrás recuperado tu inversión e incluso habrás ganado algo.

¿Cómo funciona la Martingala y cómo jugar en la ruleta con esta estrategia?

Debes fijarte, en primer lugar, una apuesta mínima sobre la que partirás para realizar esta estrategia. Pongamos, por ejemplo, que eliges 1 euro. En este caso, debes colocar 1 euro en una de las apuestas mencionadas anteriormente como el Negro. En el caso de que la bola caiga en un color Rojo, doblarás tu apuesta y colocarás 2 euros en el Negro. Si vuelve a caer en color Rojo, repetirás el proceso doblando tu apuesta otra vez, 4 euros, y así hasta que aciertes. Según esta estrategia, llegará el momento que recuperes tu inversión y ganes la cantidad apostada inicialmente (1 euro en este caso), para comenzar de nuevo apostando 1 euro y repetir la estrategia Martingala.

Ventajas y desventajas de usar la estrategia Martingala

Como decimos, es una de las estrategias para jugar en la ruleta más conocidas por todos y la que muchos han usado durante décadas para intentar generar algunas ganancias en los casinos pero como todo, también tiene sus puntos débiles que hay que tener en cuenta antes de lanzarse a usarla.

No existe ninguna ley estadística que asegure que después de salir tres veces Negro o que la bola haya caído varias veces en Impar o varias veces entre los números 1-18, luego vaya a salir Rojo, Par o 19-36. Siendo una probabilidad casi del 50-50, existe un riesgo bastante alto de que la bola caiga una y otra vez en la apuesta contraria a la que hemos elegido con lo que eso supone.

Imaginando que fijamos 1 euro como punto de partida, si se diese el caso de que apostamos al Rojo y la bola cae 9 veces seguidas en Negro, el montante de nuestra décima apuesta sería 1+2+4+8+16+32+64+128+256 = 511 euros. A esos 511 euros hay que sumarle lo apostado anteriormente, que son otros 511 euros por lo que hablamos que el jugador debería tener un bankroll muy alto para fijar posibles pérdidas de más de 1.000 euros, sin contar con que la décima apuesta tampoco la acertemos y en ese caso, todo se dispararía aún más.

También hay que tener en cuenta que los casinos, conocedores de este tipo de estrategias, han fijado un límite de apuesta en sus mesas por lo que no sería raro encontrarse con casinos que fijen en 500 euros el máximo de apuesta a un mismo número o casilla, lo que tira por tierra esta estrategia Martingala y el jugador que haya alcanzado un límite alto de pérdidas, tendría que fijar en ese máximo permitido su apuesta para intentar recuperar algo pero ya sería demasiado tarde.

La parte ventajosa de esta estrategia es que fijando un límite más pequeño de apuesta y teniendo realmente una probabilidad muy alta de acierto, es difícil llegar a ese punto de varias pérdidas seguidas y muchos jugadores la usan para recuperar un poco su bankroll pero no hay que pasar por alto nunca lo mencionado anteriormente y es que el riesgo, aunque improbable, está ahí y según las estadísticas, es algo que se puede dar en el largo plazo.

¿Es la Martingala una estrategia de largo, medio o largo plazo?

Como jugar en la ruleta, todo tiene su riesgo y no existe la estrategia perfecta que haga reventar un casino. La frase “El casino siempre gana” no está dicha sin más y tiene mucho de razón ya que estos casinos siempre se guardan algún método por el que asegurarse una probabilidad por la que el jugador siempre tenga las de perder si intenta realizar algo así. La Martingala está pensado como estrategia de larga duración, es decir, de largo plazo, pero las estadísticas y las probabilidades dicen que esto no es así y que no sale rentable.

Aparte de que necesitas tener un bankroll muy alto, el límite de apuestas fijado por los casinos ha impedido que sea una estrategia que se pueda usar en el largo plazo. Sí puede tener sus efectos positivos en el corto, probando a realizar apuestas pequeñas y teniendo suerte, cayendo la bolita de nuestro lado, permitiéndonos ganar algo en unas cuantas tiradas pero siendo tan baja la cantidad inicial apostada, no esperes grandes beneficios ya que, en el mejor de los casos, solo estarás ganando un par de euros cada vez que la pongas en marcha por el riesgo tan alto que estás teniendo si acumulas varios errores seguidos.

Así pues, llegamos a la conclusión. ¿Merece la pena aplicar la estrategia Martingala? El juego de la ruleta debe ser visto como un juego con el que pasarlo bien, divirtiéndose a la vez que tienes la posibilidad de ganar algo de dinero y quizá, esta estrategia puede ser algo a tener en cuenta en un momento dado pero no para usarlo de forma sistemática para ganar dinero a costa del casino ya que, si ése llega a ser el caso, probablemente acabes perdiendo gran parte de tu bankroll y no pasándolo especialmente bien.