Todo lo que necesitas saber para jugar a la ruleta

Probablemente no exista nadie que no conozca el juego de la ruleta. Es uno de los juegos de casino más conocidos del mundo (si no el que más) y aunque es íntegramente un juego de azar y puede llegar a pensarse que todo se basa en colocar las fichas encima del tapete, lo cierto es que para poder llegar a tener éxito apostando en la ruleta se necesita de una preparación y un estudio previo del juego para poder apostar con ciertas garantías. A lo largo de este artículo vamos a realizar una guía para jugar a la ruleta, con la que podrás conocer todos los detalles de este adictivo juego y que puede servir tanto para principiantes como para expertos, que desean conocer algunos trucos sobre el juego.

¿Cómo es la secuencia del juego de la ruleta?

El primer paso para conocer cómo jugar a la ruleta es saber en qué consiste su secuencia. El crupier abrirá las apuestas y los jugadores colocarán sus fichas encima de la mesa ahí donde quieren poner sus apuestas. Cada jugador dispondrá de unas fichas equivalentes a cierta cantidad de dinero y cuanto mayor sea el valor de la ficha, mayor probabilidad de ganar dinero.

El crupier, mientras tanto, girará la ruleta y tirará la bola de metal. Esto no quiere decir que las apuestas están cerradas ya que todavía se podrá colocar más fichas en el tapete. Solo cuando la bola empieza a perder velocidad y el crupier canta eso de ‘No va más’, es cuando las apuestas están cerradas. La bola cae en una de las casillas y el crupier pagará a aquellos jugadores que han ganado y retirará las fichas de los que han perdido.

Tipos de ruleta

Existen varios tipos aunque las más usadas en la grandísima mayoría de casinos son la Ruleta Europea y la Ruleta Americana.

Las dos son exactamente iguales solo que existe una pequeña diferencia y es que la Americana posee un doble cero. La Europea dispone 37 slots, uno de los cuales es el 0. Ese 0 es el porcentaje que se juega la casa para que las apuestas aumenten ligeramente el porcentaje a su favor. Digamos que es su margen para asegurarse ganancias. Teniendo la Americana un doble cero, esto supone que la ventaja del casino será todavía mayor por lo que tendrás menos posibilidades de ganar si juegas en una Ruleta Americana.

Tipos de jugada

Para saber cómo jugar a la ruleta es básico conocer los tipos de jugada que se pueden hacer ya que no todas son iguales. Las opciones son muchas y todo depende de la estrategia que quieras seguir. Puedes colocar apuestas directas, a cualquiera de los números de la ruleta que se paga x36 a la apuesta colocada, una cantidad muy grande pero que contrasta con lo difícil que resulta adivinar el número en el que va a caer la bola. También se puede dividir la apuesta entre dos, tres, cuatro o seis números. Todo consistirá en cómo coloquemos la ficha en el tapete. Por ello, se puede poner entre medio de dos, en la intersección de cuatro, delante de una fila de tres o en la división de dos filas para apostar por los seis números. Para los principiantes, será mejor que empiecen por apuestas sencillas y que vayan viendo cómo colocan sus apuestas aquellos más experimentados para ir aprendiendo.

También existen otro tipo de apuestas, cuya probabilidad se acerca mucho al 50% (recuerda que con la presencia del 0, el casino se guarda una ventaja) y que se denominan externas, a diferencia de las anteriores que son internas ya que se colocan dentro del tapete. Estas externas corresponden a las apuestas Rojo/Negro, Par/Impar, Alto/Bajo, Docena o Columna. Las fichas se colocan en la parte externa de los números y son apuestas que engloban a una gran cantidad de números de la ruleta, que puede usarse para complementar una apuesta interna, más directa, para acaparar más números de la ruleta.

Reglas de la ruleta

Prácticamente, las reglas son las que hemos explicado aquí aunque si quieres verlas de forma más detallada siempre puedes visitar nuestro artículo donde explicamos todas las reglas de la ruleta.

Probabilidades de la ruleta

Como hemos mencionado antes en esta guía para jugar a la ruleta, existen diferentes tipos de apuestas que se pagará más o menos según la probabilidad de acierto. ¿Cómo se calcular esta probabilidad? Consistiría únicamente en dividir por las posibilidades de acierto. Por ejemplo, si apuestas al Rojo o al Negro, como Par o Impar o Falta (1-18) o Pasa (19-36), las apuestas se pagan 1:1 ya que se cree que las opciones son 50-50 aunque como hemos dicho, la casa se guarda la opción del 0 por lo que verdaderamente la probabilidad de acierto es del 48.6%. Muy alta, pero ese 1.4% de margen hace que el casino se guarde una pequeña ventaja.

Existen otras probabilidades de apuestas, que pasamos a detallar:

  • Apuesta a un número de la ruleta: 2.78%
  • Apuesta a dos números de la ruleta: 5.41%
  • Apuesta a tres números de la ruleta: 8.11%
  • Apuesta a cuatro números de la ruleta: 10.81%
  • Apuesta a seis números de la ruleta: 16.22%
  • Apuesta a una docena: 32.43%
  • Apuesta a una columna: 32.43%

¿Cómo se calcula el RTP y margen de la casa?

El RTP describe el porcentaje estadístico del dinero recuperado por el jugador en casa apuesta que realiza. Los juegos de casino siempre se guardan un RTP menor, para asegurarse un pequeño margen de ganancia. El RTP de la Ruleta Europea (con un único 0) es del 97.3% mientras que el de la Americana es del 94.74%. Por eso recomendamos jugar a la Europea, antes que a la Americana ya que las opciones de ganar serán mayores.

El margen de la casa es el margen que cada casino tiene sobre el jugador y se calcula a través de esta sencilla fórmula:

Margen de la casa = 100% – RTP

Por tanto, el margen de la casa en la Ruleta Europa es del 2.7% y en la Ruleta Americana del 5.26%.

Trucos y estrategias para jugar a la ruleta

Lo mencionado respecto al RTP y el margen lleva a pensar que estadísticamente, se acaba perdiendo apostando a la ruleta. De cada 100 euros apostados en este juego, la estadística dice que ganaremos solo 97.3 en la Europea y 94.74 en la Americana aunque esto no tiene por qué ser realmente así ya que el azar entra en juego y siempre hay quien sale del casino con más dinero del que entró.

Existen diferentes estrategias para jugar a la ruleta, como la Martingala, la D’Alembert, Fibonacci, etc. Son todas estrategias muy difíciles para generar ingresos al largo plazo. Diríamos incluso que no sirven para generar ningún tipo de ingresos más allá de los inmediatos, en pocas tiradas si tienes suerte de que la bola cae en tu apuesta.

Es por ello que recomendamos jugar con mucha cabeza y no volverse loco. Es muy importante no dejarse llevar por las emociones. Después de varias tiradas perdidas o ganadas, el corazón tira y lo mejor es no salirse de la estrategia marcada. Es muy importante fijarse una estrategia y seguirla, para no salirse de la línea y colocar apuestas que no conducen a nada.

Los apostadores más experimentados suelen realizar apuestas que cubran entre cuatro y seis números de la ruleta. Con esto, se aseguran un porcentaje relativamente alto con un desembolso no muy grande en cada jugada y cuyas ganancias son bastante generosas. Simplemente ganar una apuesta a la ruleta, por pequeña que sea, supone una gran sensación. Los hay que también juegan únicamente a las apuestas externas, buscando un mayor porcentaje de acierto. Todas esas estrategias valen pero lo importante, como decimos, es no salirse de la línea marcada y no olvidarse que esto no deja de ser un juego de azar y que el objetivo final debe ser pasárselo bien. No hay mejor truco que disfrutar el juego.